03/03/11

¿Y si vuestra vida cambiase sobre un tapiz?


"La actitud es lo que importa"

Estaréis cansados de oír esa frase, una y otra vez repetida por todos los que nos rodean cuando las cosas no nos salen como desearíamos. Pero cuando la actitud deja de ser una palabra, y se convierte en una realidad diaria, pasa a ser algo digno de mención.

El mes pasado, durante un encuentro entre institutos de Chicago que enfrentaba a Belvidere North y Genoa-Kingston, Eddie Avila se rompió una pierna. No fue una lesión común, más bien un movimiento extraño, tras un derribo perfectamente legal, pero que destrozó la tibia y el fémur del deportista, le dislocó la rodilla, y dañó una arteria principal de forma irreparable.

Después de tres cirugías, sus padres tuvieron que tomar la decisión más difícil de sus vidas. Para salvar la vida de su hijo, los médicos tendrían que amputarle su pierna izquierda.

El chico perdió la pierna, pero no seais tan osados como para pensar que eso le ha hecho perder también la sonrisa o ha cambiado su increíble forma de ver la vida.

"Esta es mi nueva normalidad. Todo sigue siendo normal; habrá que hacer algunos ajustes, eso es todo," admite Eddie con pasmosa tranquilidad.

Después del accidente, Avila solicitó visitar la escuela rival, así que en Genoa-Kingston decidieron organizar por sorpresa una reunión en el salón de actos para recibirle. Hasta 400 alumnos se reunieron allí para desearle lo mejor al chico.


"Formar parte del equipo de lucha ha cambiado mi vida... a mejor" sentenció Avila ante su improvisado público.

Dirk Campbell, director atlético de Genoa Kingston visitó a Eddie en el hospital.

"Conduje de camino a mi casa tras verle en el hospital. No sabía ni dónde estaba, tenía la sensación de que lo de la amputación había pasado a un segundo plano en mi mente. Era la increíble actitud positiva de aquella familia lo que me había dejado en shock" comentaba Campbell. "Si he de ser honesto, cuando la madre del muchacho puso la mano en mi hombro y me preguntó qué tal lo llevaba, y si ya estaba mejor, me quedé parado, quería preguntarle '¿cómo lo llevo yo? ¿no debería ser yo el que te diese ánimos a ti?'".

Mientras Campbell hacía entrega de un maillot de su equipo a Eddie, continuó "No quiero que tu lesión sea lo que nos une, lo que une a nuestras dos escuelas. Quiero que sea tu coraje, tu actitud y tu corazón, y lo mucho que lo admiramos todos aquí lo que nos una".

No quiero que este artículo os confunda. Para los Avila esto no está siendo ni será nunca fácil. Se trata de mantenerse positivos ante la adversidad, de seguir siendo optimistas venga lo que venga. Todos tenemos nuestras batallas y la forma de entender la vida y de afrontar las adversidades de este chico debe servir como inspiración para todos nosotros. Eso es la lucha al fin y al cabo, mantenerse firmes y nunca rendirse. Sois luchadores, haced honor a ese nombre.