01/02/11

Filiberto Azcuy


Greco de Altos Vuelos

Filiberto Azcuy nació en la ciudad de Esmeralda, en la provincia de Camagüey, el 13 de octubre de 1972. A los diez años de edad ingresó en la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) de su municipio natal, bajo la dirección del profesor Juan Fernández Silva.

Muy pronto fue convocado para el equipo juvenil cubano, y posteriormente llamado a la selección nacional senior. En 1995 los especialistas comenzaron a tenerlo en cuenta para los Juegos Olímpicos de Atlanta, después de superar de forma contundente a su compatriota Néstor Almanza, campeón del Mundo dos años antes, en la categoría de 74kg. Sus victorias en los Juegos Panamericanos de Mar de Plata, y en la Copa del Mundo de 1996 le confirmaron como aspirante al oro en los Juegos de Atlanta.

Eran sus primeros Juegos Olímpicos. Filiberto concursó en la categoría de 74kg, y tras una memorable final ante el finlandés Marko Asell, se alzó con su primera corona de laurel.

Con el cambio de categorías de peso llevada a cabo por FILA en 1997, Azcuy experimentó un bajón en sus resultados. Adaptarse a los 76kg no resultó tarea sencilla, aunque el cubano consiguió hacerse con una meritoria medalla de plata en 1998. Sin embargo, el Mundial del '99, en el que no consiguió pasar de la ronda de octavos, supuso para Azcuy un punto de inflexión, hasta el punto de que llegaría a los Juegos de Sydney en 69kg, con el claro objetivo de lograr su segundo entorchado y evitar los fiascos de las dos anteriores temporadas.


Ya en Sydney, tras una dura fase de preparación, Filiberto se plantó como uno de los luchadores mejor preparados tanto técnica como física y psicológicamente, y sucesivas victorias en las rondas eliminatorias le permitieron enfrentarse por el máximo galardón al japonés Katsuhito Nagata. Dos levantadas "marca de la casa" consecutivas del cubano decretaron su triunfo por superioridad técnica (11-0).

Azcuy había obtenido dos títulos consecutivos en categorías diferentes, una meta prácticamente inalcanzable para cualquier luchador. Tenía ya en su vitrina todos los títulos en eventos de máximo nivel, solo a excepción de Campeonato Mundial -su mejor resultado había sido la plata del '98-.

En la ciudad griega de Patras, en diciembre de 2001, de nuevo en 69kg, Azcuy puso la guinda a una carrera para enmarcar, venciendo en la final al ruso Alexei Glouchkov (4-0) y proclamándose Campeón del Mundo.

Filiberto Azcuy participó en sus últimos Juegos Olímpicos en Atenas (2004), donde no alcanzó medalla. Decidió entonces anunciar su retiro, y pasó a ocupar un puesto en la Federación Cubana de Lucha. Tras retirarse, el cubano fue galardonado por FILA, siendo el primer luchador latinoamericano incluíso en el Salón de la Fama del máximo estamento de la lucha mundial.

Os dejo con un video de los mejores momentos de Azcuy, y no quiero cerrar sin confesar que se trata de mi greco favorito de todos los tiempos.


Fuente