23/02/10

Entrevista con... Artur Taymazov


Hace unos días, el portal ucraniano wrestlingua.com publicaba una entrevista con el luchador uzbeko, dos veces campeón olímpico (Atenas y Pekín), subcampeón en Sydney, y dos veces campeón del Mundo, Artur Taymazov.

Espero que os sirva para conocer un poco mejor a esta magnífico atleta.

Wrestlingua: Es un placer tenerte aquí Artur, compartimos tu emoción por la victoria en el torneo de Kiev.

Artur Taymazov: Fue un buen día, siempre es bueno ganar, y más aún en un torneo como el de Kiev, siempre repleto de grandes luchadores. No se puede decir que fuese una victoria sencilla, desde luego. Pero mi objetivo no era el oro en este torneo, sino recuperar el contacto con el tapiz, luchar, y medir mi nivel en este momento.

W: Siempre he querido preguntártelo ¿cómo llegaste a la lucha libre olímpica? Al fin y al cabo Timur, tu hermano mayor, fue campeón olímpico en Atlanta con el equipo ucraniano de levantamiento de peso ¿por qué no seguiste sus pasos?

AT: De pequeño practicaba halterofilia, pero cuando tenía once años, abrieron un centro de lucha libre olímpica en mi pueblo. Fui allí, pisé el tapiz, y me quedé enganchado a este deporte. En aquella misma habitación entrenaba también Elbrus Tedeev (campeón olímpico en Sydney).

W: Tedeev decidió luchar bajo bandera ucraniana ¿no te han ofrecido nunca la ciudadanía?

AT: No, nunca. Pero me encanta Ucrania, y desde luego este país no es extraño para mí. Como has dicho, mi hermano Timur consiguió un oro para Ucrania en halterofilia.

W: Has visto en acción a Vasil Fedoryshin y Andrei Stadnik ¿qué opinas de estos dos cracks?

AT: Son dos de los mejores del mundo. De hecho, la escuela ucraniana siempre ha sido famosa en todo el mundo. Si nos remontamos a los tiempos de la Unión Soviética, los ucranianos tenían ya una buena reputación. Quizá haya habido una recesión en cuanto a medallas en las grandes competiciones, pero el éxito de Stadnik o Fedoryshin viene a confirmar el nivel existente en Ucrania.

W: ¿Por qué te decidiste por Uzbekistán?

AT: Mucha gente piensa que dejé el equipo nacional de Rusia porque temía la alta competencia existente. Pero no es así. A finales de los 90' luchaba en la categoría semipesada, pero recortaba mucho peso para hacerlo. No me quedó más remedio que pasarme a pesados, y en Rusia en ese peso dominaba absolutamente David Musulbes. Su anunciada participación en los JJOO de Sydney fue determinante, y acepté la oferta de luchar por Uzbekistán.

W: Recuerdo que en Sydney se cruzaron vuestros caminos.

AT: Sí, nos encontramos en la final y David me ganó. Después volví, gané el campeonato nacional de Rusia y en teoría era el elegido para estar en el europeo. Pero tres días antes del campeonato continental me comunicaron que entraba en vigor una nueva norma según la cual no podría luchar por Rusia en dos años por haber representado a otro país en los Juegos. Lo hablé con mis entrenadores, y acordamos que era una tontería quedarme dos años en blanco.

W: Desde entonces ¿no has reconsiderado volver a luchar por Rusia?

AT: Quizá sí, pero sinceramente, en Uzbekistán me han cuidado mucho, han puesto los medios para que pueda seguir luchando al máximo nivel y jamás me he tenido que preocupar por nada. He tenido toda la ayuda y apoyo que se puede desear, tanto de la afición uzbeka como del propio gobierno.

W: ¿Dónde vives en este momento, en Osetia o en Uzbekistán?

AT: A medio camino, pero paso la mayor parte del tiempo en Osetia del Sur. El problema en Uzbekistán es que no puedo encontrar sparrings del nivel que tengo allí.


W: Tras tres medallas olímpicas, ¿sigues motivado para ir a por el cuarto metal?

AT: Antes de los Juegos de Pekín, me prometí a mí mismo que si conseguía el oro, iría a por mi tercera corona de laurel ¿por qué no hacerlo, si te sientes con fuerzas? Si confío en poder repetir éxito en Londres ¿por qué no ir a por ello? Pocos luchadores han conseguido dos oros olímpicos, e incluso menos han logrado un triplete. Quiero intentarlo, pero no será una decepción si no lo consigo.

W: Una última cuestión ¿Qué te ves haciendo cuando te retires de los tapices?

AT: Ni siquiera pienso en ello, estoy centrado en conseguir mi tercer oro olímpico. Pero quiero dedicarme a entrenar a jóvenes atletas que persigan mis mismos sueños. Deportistas ansiosos de medallas y dispuestos a morir sobre el tapiz. Quiero seguir ligado a la lucha libre olímpica.